Eigavisión

Un espacio de reflexión sobre cine japonés

Cine japonés en las listas 2012

Con la llegada de un nuevo año, es habitual la avalancha de recapitulaciones, resúmenes y valoraciones sobre los doce meses pasados. En el ámbito del cine, encontramos las habituales listas de los mejores films (incluso de los peores) en prácticamente todos los medios especializados.

Repasando diversas de ellas [Contrapicado.net / Cinema ad hoc / Jenesaispop / Cinemania  / Cahiers du Cinema / CNN / GQ / ABC / RollingStone, por poner sólo algunos ejemplos], apenas encontramos rastro del cine japonés, salvo alguna mención a Kitano ya sea con Outrage o con Outrage Beyond (avatares de la distribución cinematográfica en nuestro entorno…), Miike con Ichimei o Koreeda con Kiseki, siempre en posiciones muy secundarias. ¿Podría acaso ser de otra manera?

 Los medios generalistas dan la espalda directamente a cualquier producto que no haya pasado por la exhibición en salas, y estas son las únicas cintas con distribución comercial por aquí. Mientras, los medios menos establecidos y, por su propio perfil más abierto a propuestas no tan ligadas al mainstream –me refiero a aquellos menos condicionados necesariamente por la actualidad o que no dependen de ingresos, publicitarios o por venta, para su supervivencia, como puede ser Contrapicado donde yo mismo colaboro –, sí que dan algo más de cancha a cines diversos, pero obviamente se ven limitados a lo que se haya podido ver, y eso de nuevo nos lleva  a las salas o el dvd. Los films exhibidos en festivales tienen cierto eco, pero los que contribuimos en este tipo de medios, por norma general, no somos profesionales de la crítica (al menos no vivimos de ello), por lo que tampoco es fácil asistir a un gran número de sesiones en diversos de los festivales repartidos por nuestra geografía. Así, las inclusiones de cine japones en un medio radicado en Barcelona son más habituales, por la fortaleza de la programación nipona en el festival de Sitges, que en los de otros lugares.

Ni siquiera el factor internet parece poder revertir la situación de manera sustancial, ya que el efecto multiplicador de medios bien implantados, de productos bien publicitados por los canales establecidos, deja en la sombra el resto de propuestas. Internet ayuda  a ciertos productos a encontrar su público, pero no necesariamente a ampliarlo.

Las escasas menciones son para nombres consagrados con obras de difusión por los canales comerciales, que además no son las de más riesgo ni más novedosas, target habitual de la crítica. Ni Kitano es un debutante ni la saga Outrage parece aportar algo nuevo a su trayectoria (subráyese el parece); tampoco es nueva la figura de Miike, y su habitual iconoclastia queda matizada en una propuesta un tanto clasicista como Ichimei; Koreeda también es un viejo conocido y la amable propuesta de Kiseki es algo complaciente, edulcorada, no me acaba de encajar en la trayectoria del autor. Así pues, pocas obras con visibilidad, lastradas además por una cierta falta de, digamos, contundencia como para entrar en las listas.

Por concluir este tema, quisiera enlazar un interesante artículo que reflexiona entorno a esta costumbre de canonizar el coine en base a las consabidas listas: http://www.miradas.net/2012/12/actualidad/a-proposito-de-las-listas.html

eigasai

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow Eigavisión on WordPress.com
%d bloggers like this: