Eigavisión

Un espacio de reflexión sobre cine japonés

‘Man from Reno’ y la interculturalidad

Debo empezar reconociendo un desinterés general por el género de cine que ofrece Man from Reno. Aunque en determinados casos disfruto ese tipo de películas, las intrigas detectivescas suelen dejarme algo frío. No por ello dejo de reconocer los méritos cuando procede, y la película de Dave Boyle ofrece no pocos atractivos. Un aspecto visual muy cuidado, un ritmo narrativo que se sigue con gusto, ambientación adecuada, atmósfera muy lograda y un score sencillamente perfecto. La música del filme incorpora inquietantes registros sonoros mediante el uso de inusuales instrumentos acuáticos, que se ajusta a la perfección al relato y lo acompaña sin estridencias, sin protagonismo. Una suerte de antítesis de las partituras-estrella de John Williams, acompañando funcionalmente los sucesos en pantalla, sin reclamar la atención del espectador. Algo que debería ser norma en la composición para el cine, exceptuando tal vez el musical, y que en este caso se materializa de forma ejemplar. Y aun así, no puedo decir que la película me gustó.

Valoro, el buen hacer técnico, que logra hacer parecer un producto lujoso lo que es una pequeña producción con un presupuesto ínfimo y aplaudo la curiosa apuesta del joven director, cuya incipiente carrera se basa en historias protagonizadas por japoneses en los Estados Unidos. Entiendo que Boyle comparte mi predilección por la cultura nipona, pero más allá de este aspecto, me merece un reconocimiento su inusual procedimiento de plantear películas bilingües (como mínimo, en este caso también aparece en una escena un actor alemán que presume en pantalla de dominar el francés y defenderse en italiano) rodadas con un reparto y actores internacionales. Una forma de trabajar que desafía el viejo concepto del cine nacional en pos de una producción con énfasis en lo intercultural.

Lástima que tan buenas intenciones queden algo diluidas en la sensación de transitar senderos ya recorridos. Las sorpresas del film no son tan sorprendentes como se pretende, por lo que a un dudoso seguidor del género, como quien teclea estas líneas, le acaba por dejar algo indiferente.

Como mínimo, por todo lo explicado, puede uno al menos salir de la proyección sin la sensación de haber perdido el tiempo. Un último elogio va para unas interesantes interpretaciones, entre las que destaco a un desconocido Pepe Serna, que protagoniza con una soberbia naturalidad. Y claro, a la estrella de la función. Fujitani Ayako da cuerpo al film con su buen hacer y constituyó una de las satisfacciones de la sesión, ya que tuve la oportunidad de entrevistarla brevemente y, aparte de la utilidad del encuentro para mi investigación, la impresión personal fue de lo más grata. La transcripción de esa conversación con la simpática actriz, en cuanto la tenga transcrita, en este mismo espacio.

renoman

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow Eigavisión on WordPress.com
%d bloggers like this: