Eigavisión

Un espacio de reflexión sobre cine japonés

‘Kakekomi’. Mujeres que huyen, hombre que escapa

(Esta crónica llega con un trimestre de retraso, y nace al impulso de un nuevo estreno, esta semana, del mismo realizador. Algunas ideas críticas son complementarias, pero he preferido dedicar su propio espacio a cada film por separado.)

Con gran boato, presentó Shochiku la (pen)última película de Harada Masato en el Tokyo International Forum. El lugar, por tamaño y nombre, resultaba significativo, como también lo fue que quisiera contar entre el público con un contingente de espectadores extranjeros y los reclutará expresamente por diversas vías, como en mi caso por mediación de Japan Foundation. El habitual protocolo de estos actos, presentación del reparto y el director, pequeño discurso, ligero cuestionario, sólo presentó una mínima variación al llegar el momento de las fotos de rigor. El elenco protagonista, con Ōizumi Yō a la cabeza –un dato, como veremos, nada secundario–, dispuso de un escenario prolongado para situarse entre el público asistente. El precio de la entrada era formar parte de un multicultural atrezzo.

Dicho así, la impresión tal vez sea de enfado, pero no. No creo que sea mala estrategia para el cine japonés el buscar la complicidad de la colonia extranjera, y no me disgusta prestarme a una manipulación, si lo es, en este sentido. Por lo demás, disponer de copias subtituladas de los filmes de estreno comercial no es una mala noticia, más bien al contrario. Señal que la industria, aunque sigo pensando que apuntan desviado, tiene interés en explorar alternativas.

Subrayo la expresión anterior, estreno comercial, porqué así es. Kakekomi onna to kakedashi otoko es una película con vocación de llegar a un público amplio, lo que no tiene nada de malo. Al contrario, se trata de un producto más que digno en su propuesta formal. Una comedia que entretiene para hacer ligeras las más de dos horas que se alarga, realizada con buen gusto, bien interpretada y la generosa inversión de producción logra que la recreación de época funcione a un alto nivel estético. Donde expresaré mis dudas es en el fondo de una historia que se quiere con moraleja.

Ya Sharon Kinsella señalaba la apropiación de la voz e imagen femenina que realizaba en Bounce Kogals, quizás su película más recordada, proyectando sus fantasías revolucionarias en unas chicas malas que tal vez no lo eran tanto. En Kakekomi, Harada recupera el discurso que, formalmente, reivindica el empoderamiento femenino. No dudo que con intenciones nobles, pero una vez más le traiciona la inercia. Es cierto que el argumento del film se enfoca a la lucha de un grupo de mujeres del periodo Edo por liberarse de la tiranía del patriarcado –el film es tan explícito como para rematar el clímax final con la sintomática y nada sutil castración de un marido violento–, pero no lo es menos que el protagonista acaba siendo el kakedashi otoko, el hombre que huía. Cierto que es la necesaria mediación de una mujer, también huida, la que le lleva a encontrar su lugar en el mundo, pero esa conclusión la devuelve al punto de partida. Aunque con un hombre más respetuoso, no deja de aceptar el rol secundario de quien supedita su capacidad agencial al servicio del marido. Él será el prestigioso médico y ella la proveedora. Le nutrirá de contactos, de ingredientes medicinales, de cuidados personales…

Así como el locuaz Ōizumi acaparó protagonismo en el acto de presentación, lo mismo ocurre en el film. Con una gestualidad algo más contenida, merito de la dirección, pero sin perder su habitual verborrea, amén de la conclusión de la narración y de acaparar la escena inicial, la supuesta película de mujeres acaba siendo vehículo para el lucimiento del actor. La película acaba por otorgar el éxito definitivo al hombre que huye.

P1090301

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow Eigavisión on WordPress.com
%d bloggers like this: